El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH) analizó con representantes de comités de migrantes y organizaciones de sociedad civil vinculadas al Triángulo Norte de Centroamérica, las implicaciones del Plan Alianza para la Prosperidad (PAP).

La cita se desarrolló en Tegucigalpa con el propósito de empoderar a los participantes sobre el PAP, generando conocimiento y análisis sobre esta iniciativa del gobierno de los Estados Unidos de América y los países del triángulo norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador).

Durante los debates en torno a la temática, se concluyó que los comités de migrantes y las organizaciones de sociedad civil deben ejercer un papel de auditor sobre los desembolsos que el PAP contempla y a la vez dar seguimiento a la ejecución de programas y proyectos.

Asimismo velar porque se respeten los derechos humanos.

A finales de enero pasado el gobierno de los Estados Unidos desembolsó a Honduras los primeros 125 millones de dólares de los 750 millones que se aprobaron para el 2016.

Lidia Mara de Souza de la Pastoral de Movilidad Humana (PMH), quien asistió al conversatorio, dijo que la idea es conocer el contenido del PAP y las oportunidades que se pueden tener con el financiamiento del gobierno estadounidense y “cómo nuestras organizaciones que son pro-migrantes, puedan acceder a los beneficios del Plan Alianza para la Prosperidad”.

“Hemos entendido que es para el desarrollo de nuestras comunidades, que es para la generación de empleo y esta es la expectativa de que realmente se pueda dar esto”, expresó.

Agregó que las organizaciones pro-migrantes, quieren además asegurarse que el gobierno no utilizará los fondos para continuar con su plan de militarización, sino que los recursos sean destinados para originar un desarrollo integral que permitan que la población tenga un trabajo digno, educación y salud para que nadie tenga que migrar, “que migrar sea una opción, no que sea para huir de todas las dificultades económicas, financieras o por la violencia”, dijo.

La actividad es parte del proyecto Promoviendo la Opinión Pública para la Transparencia y Rendición de Cuentas en la Correcta Implementación del Plan Alianza para la Prosperidad, que ejecuta CIPRODEH con el apoyo técnico y financiero del programa IMPACTOS de Counterpart International.

Durante el evento se socializó el contenido del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el objetivo de concienciar a los participantes sobre la necesidad imperante de frenar la migración ilegal y atacar los factores causa que -entre otros- se circunscriben a la falta de oportunidades y los elevados niveles de violencia en la región.

El PAP surgió como respuesta ante el incremento y la crisis de menores no acompañados que a mediados de 2014 viajaban hacia los Estados Unidos.

Los cuatro lineamientos básicos de este plan están orientados a dinamizar el sector productivo, desarrollar el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia y al fortalecimiento de la institucionalidad del Estado.