Sociedad civil vigilará implementación del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte

Con el objetivo de generar conocimiento y análisis sobre el Plan Alianza para la Prosperidad (PAP) del Triángulo Norte y las metas del Plan de Acción de Gobierno Abierto, se realizó en Santa Rosa de Copán un foro con la participación de representantes de sociedad civil del occidente de Honduras.

Durante los debates en torno a la temática se concluyó del ineludible rol auditor de las organizaciones de la sociedad civil para dar seguimiento a la ejecución de programas y proyectos en el marco PAP.

EXPOSITORES

Los análisis y las presentaciones magistrales estuvieron a cargo del director ejecutivo del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), Wifredo Méndez; del economista, investigador y parte del staff de expertos del Foro Social de la Deuda Externa (FOSDEH, Ismael Zepeda; del coordinador de advocacy e incidencia de Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y miembro de la Comisión para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, Omar Rivera; del director ejecutivo de la Asociación de Organismos No Gubernamentales (ASONOG), José Ramón Ávila y del representante de Transparencia Internacional (TI) en Honduras, Carlos Hernández.

Durante el evento se socializó el contenido del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el objetivo de frenar la migración ilegal y atacar los factores causa que -entre otros- se circunscriben a la falta de oportunidades y los elevados niveles de violencia en la región.

La jornada fue auspiciada, a través del apoyo técnico y financiero del programa IMPACTOS de Counterpart International, en el marco de subvención suscrita con la (ASONOG) y en consorcio con CIPRODEH y la Red de Desarrollo Sostenible (RDS)

INCIDENCIAS

Durante el foro se estableció que uno de los motivos directos y recientes para que se formulará el PAP fue el incremento y la crisis de menores que viajaban sin compañía a Estados Unidos a mediados de 2014.

El plan, que es que es una iniciativa del gobierno de los Estados Unidos de América y los países del triángulo norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), está determinado en el accionar político, económico y de relacionamiento entre los países que lo conforman en relación al fenómeno migratorio.

Los cuatro lineamientos básicos de este plan están orientados a dinamizar el sector productivo, desarrollar el capital humano; mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia y al fortalecimiento de la institucionalidad del Estado.