la Federación Internacional de los Derechos Humanos(FIDH) y sus organizaciones afiliadas en Honduras, así como la Misión de Observación Calificada del juicio por el homicidio de la defensora de derechos humanos y ambientalista Berta Caceres Flores, manifestamos

que:

1. Nos preocupa la existencia de irregularidades y demoras que han caracterizado el proceso que se adelanta por el homicidio de la ambientalista y defensora de derechos humanos, Berta Cáceres Flores.

2. Tanto el Ministerio Público como el poder judicial han incurrido en faltas a la debida diligencia y vulneraciones al debido proceso que han afectado tanto a las víctimas como a las personas privadas de la libertad, las cuales responden en juicio en su calidad de acusadas por su participación en el homicidio de Bertha Cáceres Flores.

3. Las partes –victimas y acusados- no recibieron de manera oportuna y completa la información procesal de parte del Ministerio Público, en abierto desacato a órdenes judiciales. Por su parte, el poder judicial no tomó las medidas correspondientes para hacer cumplir sus requerimientos.

4. Se ha impedido a la prensa y a las victimas cubrir y difundir el desarrollo de las audiencias en clara violación al principio de publicidad que rige los juicios en las actuaciones penales. Esta limitación, también afecta los intereses de la sociedad, que tiene el derecho a conocer la verdad sobre estos crímenes, incluso, como garantía de no repetición.

5. Afirmamos de manera contundente que la exclusión de la familia de Berta Cáceres Flores como Acusación Privada es contraria a los estandares internacionales de derechos humanos y constituye violación a sus derechos fundamentales. Así mismo, nos preocupa profundamente que no se haya admitido como víctima y como Acusación Privada al Consejo Civico de Organizaciones Populares e indígenas de Honduras –COPINH-. Las víctimas no deben ser excluidas de su participación en los procesos penales, dado que tal decisión vulnera los derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación integral. La participación de las víctimas contribuye a superar la impunidad, y en el caso de Berta Cáceres han sido muy valiosos y definitivos sus aportes.

6. Hasta el momento de su exclusión, las víctimas estuvieron participando activamente en defensa de sus derechos y en el reclamo del debido proceso, acudiendo a los recursos y actuaciones que la ley ofrece. Sus reclamaciones han sido legítimas y en el marco de la ley. Las víctimas no manifestaron su voluntad de abandonar el proceso, y muy por el contrario, siempre mostraron su férrea voluntad de participar activamente en el mismo. Su exclusión, puede leerse como represalia y como medida para evitar cuestionamientos y sus reclamos de completa, pronta y cumplida justicia. abogamos, por la restitución a la menor brevedad, del derecho de las víctimas a participar en los procesos penales.

7. Instamos al Ministerio Público a profundizar en la investigación a partir del análisis del contexto de persecución y ataques contra el COPINH y contra Berta Cáceres Flores. Tal contexto tiene que ver con las acciones de hostigamiento, persecución, amenazas, ataques, tentativas de homicidio, montajes judiciales, calumnias y campañas de desprestigio que rodearon el homicidio de la lideresa. Este análisis facilitaría determinar las estructuras y aparatos criminales que planearon, ordenaron y ejecutaron su asesinato; lo que en consecuencia, permitiría identificar a los beneficiarios del crímen e investigar, enjuiciar y sancionar a los autores intelectuales y máximos responsables.

8. Finalmente, nos preocupa de manera especial el clima de vulnerabilidad en el que las defensoras y defensores de derechos humanos realizan su labor. Honduras presenta una de las cifras más altas del mundo de asesinatos de defensores de derechos humanos, principalmente de ambientalistas. Por ello, instamos al Estado en su conjunto a tomar las medidas necesarias y eficaces para garantizar el ejercicio de la defensa de los derechos humanos con plenas garantías.

 
Ciudad de Tegucigalpa, República de Honduras, noviembre 09 de 2018.


Firman:


FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE DERECHOS HUMANOS - FIDH en el marco del Observatorio para la Protección de Defensores de Derechos Humanos (Internacional)

ORGANIZACIÓN MUNDIAL CONTRA LA TORTURA - OMCT en el marco del Observatorio para la Protección de Defensores de Derechos Humanos (Internacional)

Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” - CAJAR (Colombia)

Centro de Acción Legal en Derechos Humanos - CALDH (Guatemala)

Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos - CIPRODEH (Honduras)

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras – COFADEH (Honduras).