El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos CIPRODEH, manifiesta con seria preocupación a la comunidad nacional e internacional la situación de peligro y alto riesgo del periodista Ronnie Huete:

El CIPRODEH ha registrado el testimonio del periodista y defensor de derechos humanos, que el pasado 24 de mayo fue detenido ilegalmente por la Policía Nacional, mientras realizaba su labor periodística dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras UNAH; “Yo, recibí una llamada anónima, de que se efectuaba una toma en la UNAH, y que había peligro del irrespeto a la vida, inmediatamente como periodista y defensor de derechos humanos, me hice presente en las instalaciones del Alma Mater, al llegar no comprendía exactamente lo que estaba ocurriendo, y al observar a los alrededores del edificio administrativo de la UNAH, observe a un grupo de guardias de la seguridad privada de la UNAH, cuya compañía  es conocida como ESPA”

Huete manifiesto haber consultado a los guardias de seguridad de la UNAH sobre lo que sucedía en la máxima casa de estudios; “me respondieron que no estaban autorizados a brindar declaraciones, por lo que me desplace a los alrededores del edificio administrativo y vi a un grupo de personas que cubrían su rostro y se identificaron como estudiantes, quienes accedieron a dar declaraciones en vivo para el medio al cual trabajo, comencé hacer mi labor periodística, a grabar los hechos, a explicar al mundo lo que estaba pasando, comenzó una fuerte discusión entre estudiantes y agentes de seguridad de la UNAH , por lo que intente mediar para que primara la paz, pero ya era tarde, los sujetos encapuchados, se lanzaron de la planta baja del edificio hasta el estacionamiento, para dar persecución a los estudiantes”

El periodista sufrió los daños del gas pimienta, que fue lanzado por entes de la compañía de seguridad que custodia la UNAH directamente a su rostro, a sabiendas que este toxico es prohibido por convenios internacionales. Seguidamente el periodista manifestó haber mostrado su carné de periodista y se presentó como defensor de derechos humanos; “me quitaron entonces mi teléfono celular, mis identificaciones, comenzaron a golpearme con los palos que sujetaban en sus manos y con fuertes patadas me tiraron al suelo, estaba privado de mi libertad por sujetos encapuchados, cuyo pantalón negro era delineado por una raya verde, sentía dolor en mi mano derecha por la contusión de la que fui víctima, y el mismo dolor se fue desplazando en varias partes de mi cuerpo, fui víctima de tratos crueles, inhumanos o degradantes, fui torturado dentro de la Universidad Nacional”

El abogado defensor de derechos humanos y miembro del CIPRODEH,  Alejandro Mairena se hizo presente al CORE 7 y presento un escrito ante la fiscalía para que se examinará al señor Huete, puesto que la noche anterior que fue golpeado la compañía de seguridad que custodia la UNAH  no permitió la entrada de la ambulancia de la Cruz Roja Hondureña.

Erick Martinez defensor de Derechos Humanos del Equipo de CIPRODEH  informo a medios de comunicación, que luego de impedir la asistencia médica de parte de la Cruz Roja Hondureña, el periodista fue trasladado al CORE 7, pero para proceder por parte de la policía se necesitaba una denuncia,  misma que fue interpuesta por la compañía de seguridad ESPA por daños y privación de la libertad, buscando librarse de los delitos de agresión, lesiones y tentativa de homicidio.

Cabe destacar que durante el Golpe de Estado en Honduras, el periodista fue amenazado de muerte, al denunciar las violaciones de derechos humanos a nivel nacional e internacional, en su labor periodística. El comunicador social teme por su vida, su seguridad y la de su familia, ya que ha sido víctima también de campañas de desprestigio por su labor de defensoría de derechos humanos y periodismo.

El equipo de defensoría de derechos humanos del CIPRODEH constató que el testimonio de Ronnie Huete es real y brinda seguimiento a su denuncia, al tiempo que hace público el caso ante la comunidad nacional e internacional.

Por lo anterior el CIPRODEH, exige al Estado de Honduras y autoridades universitarias tomar las medidas que correspondan para garantizar su seguridad, tal como lo manda la Ley de Protección a Defensores y defensoras de derechos humanos y periodistas.

CIPRODEH