Tegucigalpa.-La directora del Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), Suyapa Martínez, consideró que la anulación de la demanda entablada en su contra por parte de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) fue justa porque la misma estaba plagada de muchas inconsistencias.

Martínez se presentó la mañana de este martes ante el Juzgado Civil de Tegucigalpa donde se le notificó sobre la decisión jurídica.

La jueza de lo Civil,  Sonia Marlene Barahona,  declaró la tarde de ayer lunes la nulidad de la demanda mediante proceso abreviado de DESA, al considerar que habían varios errores y exigencias improcedentes como el pago de un millón de lempiras por daños a la imagen de la empresa, ya que supuestamente Martínez vertió en un medio de comunicación supuestas “informaciones inexactas” en su contra y de sus miembros sobre el crimen de Berta Cáceres.

La feminista ilustró que la jueza determinó que DESA a quien debió demandar fue al medio de comunicación y no a ella.

El demandante tiene a partir de hoy tres días para apelar al proceso y en caso que así lo decida deberá recurrir a la instancia civil.

“La juez fue justa en este caso, porque realmente la demanda tenía una serie de vacíos  o falencias” y “nosotras esperamos que DESA ya no siga insistiendo porque esto ya es una persecución política”, expresó la directora del CEM-H.

Martínez manifestó que espera que la empresa energética cese en sus ataques porque está en el ojo de la comunidad y de los organismos internacionales.

MENSAJE NEGATIVO

Suyapa Martínez es parte de la mesa del “Mecanismo de Protección de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores y Operadores de Justicia”.

La defensora de los derechos humanos apuntó que la demanda en su contra es un mensaje negativo por parte del Estado de Honduras “porque no es posible que las y los que estamos representando a los derechos humanos ante el Mecanismo de Protección estamos siendo demandadas, ya sea vía civil o penal”.

“Esto quiere decir que dejan a la población en indefensión porque si los miembros del mecanismo, que supuestamente deberíamos proteger los derechos humanos en el país, estamos siendo demandados…realmente, es un pésimo mensaje”,  añadió.

La lideresa de las mujeres dijo que en los últimos días ha recibido el respaldo de la Unión Europea y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

La empresa DESA es la responsable del proyecto Agua Zarca sobre el río Gualcarque, localizado en las comunidades lencas del occidente de Honduras, donde la defensora de derechos humanos y ambientalista, Berta Cáceres libró una lucha por la protección del medio ambiente.