El reconocimiento a la labor de la Fuerza Nacional Antiextorsión, fue el resultado de una visita realizada por el área de seguridad del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH) en dicha instancia.

Las autoridades de la Fuerza Nacional Antiextorsión facilitaron al personal de CIPRODEH detalles del funcionamiento de la lucha contra este flagelo, que a su juicio se ha convertido en el “modus vivendi” de muchas personas y familias a nivel nacional, donde el sector transporte es de los más afectados.

Mediante estadísticas esta unidad argumenta la baja de los índices de este flagelo; según sus reportes se han recibido 250 denuncias por extorsión a comerciantes, 110 denuncias por extorsión a transportistas, los detenidos por extorsión a transportistas son 69 a la fecha, se reportan 150 detenidos por extorsionar a comerciantes, 10 detenidos por extorsionar a maestros fuera de los centros educativos, con las acciones se ha evitado la circulación de veintitrés millones de lempiras de forma ilícita.

Personal Calificado 
Antes de integrar la Fuerza Nacional Antiextorsión los candidatos se someten al polígrafo, pruebas sicológicas, exámenes médicos - toxicológicos y a un estudio patrimonial, una vez aprobadas las pruebas son certificados por la Dirección de Inteligencia y el Consejo de Defensa y Seguridad.

Dentro de la Fuerza Nacional Antiextorsión los y las agentes deben respetar rigurosamente el código de conducta, con la advertencia que en la mínima falta o sospecha él o la integrante podrían ser retirados de su cargo.

Por otro lado se cuenta con equipo técnico de alta calidad, para el desarrollo de sus acciones, tanto en la parte investigativa como en las acciones que en el campo se realizan.

Retos a Cumplir 

Fortalecer la cultura de denuncia es vital para erradicar el delito de extorsión, las autoridades de esta entidad lamentaron el miedo que existe en la población en prestar testimonio de la situación de la cual han sido víctimas, pese a que la información es confidencial, se maneja un código de ética, al tiempo que aseguraron que ningún testigo ha sido atacado o atacada.

Por otro lado esta unidad también estudia estrategias que contrarresten el tráfico de drogas y armas, debido a que el dinero de la extorsión es utilizado para fortalecer dichos ilícitos.

Otro reto es lograr que las "sim card" telefónicas sean vendidas sólo en las agencias y a través de un proceso dactilar, con el fin de tener un control más riguroso en cuanto a las llamadas telefónicas desde la telefonía móvil.

Durante la exposición de retos, el personal de CIPRODEH detalló a esta instancia su preocupación, debido a que la extorsión es la razón más fuerte de desplazamiento forzado por la violencia.