CIPRODEH ALERTA A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL POR LA INTEGRIDAD FÍSICA, EMOCIONAL Y PSICOLÓGICA DE ESTAS PERSONAS, Y RESPONSABILIZA AL ESTADO Y AUTORIDADES UNIVERSITARIAS POR CUALQUIER DAÑO, LESIÓN U OTRO CONTRA DIGNIDAD HUMANA DE ESTE GRUPOS DE ESTUDIANTES Y DEFENSORES

Tegucigalpa. Esta mañana al menos 500 cuerpos de seguridad del Estado conformados por la Policía Militar y Nacional se desplegaron a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, para desalojar abruptamente a estudiantes, que permanecen en lucha dentro del campus universitario.
Durante la reyerta fue herida una estudiante de la carrera de Ingeniería, pero esta versión trato de ser desmentida por las autoridades de la secretaria de seguridad.

Entre tanto desde tempranas horas de la mañana, un grupo de defensores y defensoras de derechos humanos, entre ellas CIPRODEH permanece retenido por los uniformados del Estado dentro del alma mater.
Por lo anterior se han interpuesto cinco Habeas Corpus, para que se proceda a la liberación de estudiantes y de defensores de derechos humanos, que están retenidos dentro de un bus perteneciente a la oficina del Comisionado Nacional de Derechos Humanos.

En el lugar permanecen por parte del CIPRODEH, Wilfredo Méndez, Alejandro Mairena y Daniel Valladares y Ariel Díaz, que junto a otros y otras defensoras de derechos humanos, permanecen retenidos por la policía sin argumento y orden de desalojo u orden de captura. Además, se encuentran los defensores, Tomy Morales, Hedme Castro y Carlos Moisés del Cid.

Los estudiantes que permanecen en el lugar se identifican como;

  • Chistian Sanabria
  • Edwin Salas
  • Brayan Gonzales
  • Santos Ruiz
  • Andy Villanueva
  • Marcio Silva
  • Nahum Portillo

El Director del CIPRODEH, Wilfredo Méndez ha solicitado a la Policía Nacional el paso al lugar donde están retenidos los defensores,sin embargo la policia asegura no tener conocimiento del caso.

Por lo anterior Méndez argumentó las violaciones de derechos humanos en el lugar “la misma ley cita que no debe de haber obstrucción a la labor de derechos humanos, y con esto se evidencia la criminalización a defensores de derechos humanos y estudiantes, es responsabilidad de Julieta Castellanos, lo que suceda con estas personas”

Más temprano se ordenó un bloqueo en las calles que conducen al Core 7, con el fin de que no hubiese asistencia legal, para los y las estudiantes detenidas en horas de la madrugada, la presión de los medios de comunicación y de cuerpos de defensores de derechos humanos, logro el desbloqueo de las calles.
Se sigue en alerta, hasta que estas 14 personas sean liberadas.