El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos(CIPRODEH) Condena enérgicamente el atentado cometido anoche contra el periodistas Johny Lagos y su esposa Lurbin Yadira Cerrato. Esta acción criminal es una expresión de un Estado incapaz de garantizar la seguridad de sus habitantes y mucho menos del ejercicio libre de la prensa.

El periódico El Libertador se ha caracterizado por buscar y decir la verdad. Principalmente sobre los corruptos y criminales del país. De no responder efectivamente este gobierno ante este atentado, entonces, TODO INDICARÍA QUE ES UN ATENTADO DE CORTE POLÍTICO. QUE ESTA GOBIERNO PRETENDE ACALLAR DE UNA VEZ POR TODAS A LAS Y LOS PERIODISTAS INDEPENDIENTES DEL PAÍS, que no le basta con imponer una sociedad de secretos, de imponer medidas legislativas para encarcelar por terrorismo a la libertad de expresión que se atreva a discutir los temas de crimen organizado.

Nuestra solidaridad absoluta con todo el personal del periódico EL LIBERTADOR. Está demás y casi es tiempo perdido pedir justicia y medidas de protección para ellos. Sin embargo tenemos que hacer todas la medidas de solidaridad necesarias.

Tegucigalpa, 25 de agosto del 2017.