EL CIPRODEH CONDENA ENERGICAMENTE LA MUERTE VIOLENTA DE KEYLA PATRICIA RODRÍGUEZ Y EXIGE UNA INVESTIGACIÓN DILIGENTE

Tegucigalpa, Honduras. 09 de enero de 2021

El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), condena enérgicamente la muerte violenta de la estudiante de enfermería Keyla Patricia Martínez Rodríguez, bajo custodia de agentes del Estado de Honduras asignados a la Unidad Departamental de Policía (UDEP) No. 10, en La Esperanza, Intibucá, Honduras. Asimismo, el CIPRODEH extiende su solidaridad a la familia de Keyla Patricia Martínez Rodríguez y se suma a las exigencias de justicia.

En este sentido, el CIPRODEH destaca que el Estado de Honduras deviene en la obligación de investigar ex officio, a la luz de los principios de la debida diligencia la muerte de Keyla Patricia Martínez Rodríguez. De ahí, que el Estado debe actuar con oportunidad, independencia, imparcialidad y exhaustividad. Asimismo, el Estado debe nombrar profesionales con las competencias adecuadas, quienes deben implementar procedimientos apropiados al caso para dar con la verdad de los hechos. De la misma forma, el Estado de Honduras debe asegurar amplia y efectiva participación de las y los familiares de las víctimas en todos los momentos del proceso de investigación.

En este marco, el CIPRODEH considera pertinente la revisión de los protocolos aplicados en el desarrollo de la investigación, incluyendo la autopsia de rigor desarrollada por el Ministerio Público. Adicionalmente, el CIPRODEH resalta la necesidad de adoptar un enfoque de género y tomar en consideración todos los elementos contextuales de violencia contra las niñas y las mujeres, incluyendo los patrones culturales que históricamente han legitimado este tipo de violencia en el país, para tomar medidas de no repetición y protección especial.

Finalmente, el CIPRODEH resalta la necesidad de aplicar el “protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género (femicidio/feminicidio)”, en concurrencia de los demás que sean necesarios para investigar graves violaciones a derechos humanos.

Descargue el pronunciamiento aquí