Reunidos y reunidas en el Centro Universitario Regional de Occidente (CUROC), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en la ciudad de Santa Rosa de Copán, los días viernes 08 y sábado 09 de noviembre; convocados y convocadas al Encuentro de pueblos y comunidades: Hacia un Estado intercultural en Honduras, con la presencia de  pueblos indígenas Maya Chortí, Misquito, Lenca, Garífuna, Tolupan, Tahuaca, Pech, Isleños, y organizaciones sociales en luchas territoriales por la defensa de la vida: Coalición ambientalista de Copan, Asociación de Organizaciones no Gubernamentales, ASONOG, Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán, COPA, Central Nacional de Trabajadores del Campo, CNTC, Instituto Ecuménico de Servicio a la Comunidad, INEHSCO, Mesa Nacional de Incidencia ´para la Gestión del Riesgo, Centro de Estudios para la Democracia, CESPAD. Movimiento Indígena Lenca Independiente de la Paz, MILPAH, Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH, Asociación para el Desarrollo de la Península de Zacate Grande, ADEPZA, Frente Triunfeño en Defensa de la Vida, El Triunfo, Choluteca, Asociación Intermunicipal de Desarrollo  y Vigilancia Social de Honduras, AIDEVISH, Centro de Investigación y Promoción de Derechos Humanos, CIPRODEH, Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ; Foro de Organizaciones no Gubernamentales de Pueblos Indígenas, FONGPI, Departamento y carrera de Sociología de Ciudad Universitaria y Valle de Sula; carrera de Desarrollo Local del CUROC y la Mesa 11 de Diálogos Alternativos, declaramos lo siguiente:

Primero: Asistimos a este encuentro ante una sociedad en crisis como resultado de un Estado excluyente, racista y patriarcal, que responde a un sistema económico capitalista que se profundiza a través del extractivismo, y el despojo de los bienes comunes de la naturaleza, el territorio y del patrimonio ancestral de los pueblos.

 Segundo: Se reitera en este encuentro que estamos ante un modelo excluyente, depredador y concentrador de riqueza,  que despoja a las comunidades de sus bienes comunes, naturales, ancestrales; los pueblos que defienden su legítimo derecho a su espacio territorial y su cultura están siendo criminalizados, judicializados, apresados y asesinados por un Estado fallido, que defiende los intereses del crimen organizado y del narcotráfico. Violencia de Estado que asesina a mujeres, jóvenes y defensores del territorio ancestral y comunitario.

Tercero: Rechazamos de manera contundente la remilitarización de la sociedad,  el abuso de poder del régimen al entregar recursos financieros del sector agrícola y de otras partidas presupuestarias a las cúpulas militares y policiales, asi como la criminalización y represión a la protesta social; con la finalidad de  crear una campaña de terror en contra de la población que defiende sus derechos, con ello sostener la narco dictadura que ha concentrado los poderes del Estado para sus intereses personales, contrarios a un Estado de Derecho.

Cuarto: Este encuentro nos plantea retos y desafíos que pasan por la articulación de la lucha popular, socio territorial, ambiental como alternativa para la defensa y rescate del patrimonio ancestral, bienes comunes de la naturaleza y la preservación de la vida; la posibilidad de avanzar hacia la construcción de una sociedad nueva, basada en el respeto a la dignidad, incluyente, que tenga como centro la vida y no el capital.

Quinto: Avanzar hacia la construcción de poder local, y repensar nuevas formas del buen vivir, desde los pueblos, las mujeres y la juventud; con la verdadera participación de las comunidades y territorios, donde se respete el principio de la autodeterminación, se garantice el respeto a las autonomías y la voluntad de los pueblos, asi como el respeto al convenio 169 de la OIT, y demás convenios nacionales e internacionales que hemos suscrito; estrechar el vínculo entre la academia y los pueblos en una relación de  respeto y reciprocidad, reconociendo los saberes ancestrales, propios de cada cultura, y el avance hacía una educación liberadora e intercultural.

Sexto: Como preámbulo al año del bicentenario de la soñada independencia, nos proponemos avanzar hacía   encuentros regionales, y a un encuentro nacional con amplia participación de sectores, movimientos y pueblos que creen las condiciones para un I Encuentro centroamericano en el 2021; a 200 años de la permanente resistencia y lucha por la verdadera independencia y por la autodeterminación de los pueblos.

Dado en Santa Rosa de Copán, a los 9 días del mes de noviembre del año 2019

 

POR LA DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS

CONSTRUIR Y CREAR PODER POPULAR