Tegucigalpa, Honduras 14 de Octubre del 2018. - El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), como miembro de la Red de Organizaciones de Sociedad Civil para la Protección de Personas Desplazadas, gestionó en el 169 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), una audiencia temática sobre la situación de las personas desplazadas internas en Honduras.

Algunas de las preocupaciones que el CIPRODEH informó a la CIDH, ha sido la situación de las personas desplazadas internamente por causa de la violencia generalizada en el país y que, como consecuencia de la falta de protección del Estado de Honduras a las víctimas, las personas terminan migrando del país.

El pasado 13 de octubre, el CIPRODEH recibió con preocupación información sobre la caravana de más de mil personas hondureñas que se encuentran en tránsito por el territorio hondureño con destino migratorio a países del norte de América, en busca de protección internacional. Ante la situación, oficiales de derechos humanos del CIPRODEH se encuentran realizando pesquisas preliminares in situ y han constatado que algunas de las causas de la crisis humanitaria tienen relación con el impacto del desplazamiento interno forzado por la violencia y otras situaciones de emergencia en las que el Estado de

Honduras no ha adoptado medidas para asegurar a las personas el goce real de los derechos humanos.
El CIPRODEH, también observa con preocupación la ausencia del Estado de Honduras en la caravana, para proteger a las personas que han emprendido la ruta migratoria. Asimismo, es de especial preocupación la negativa de algunos de los Estados de la región, en brindar protección internacional a estas personas.

Ante esta crisis humanitaria, el CIPRODEH recomienda al Estado de Honduras:

1. Reconocer e investigar la crisis humana en la que se encuentran las personas que pretenden salir del país en esta caravana.

2. Adoptar medidas para brindar asistencia humanitaria a las personas de la caravana y adoptar un enfoque diferenciado en la protección y asistencia de las mujeres, niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y personas LGBTTI.

Solicitamos a los Estados de la región:

1. Estudiar la crisis humanitaria hondureña y ofrecer protección internacional a las personas de interés que sean consideradas elegibles.

2. Cooperar con el Estado hondureño para redoblar esfuerzos en el tratamiento integral del espectro que engloba la movilidad humana.

Recordamos al Estado hondureño y a los Estados de la región, que es un compromiso internacional el respeto, garantía y protección de los Derechos de las personas sujetas a su
jurisdicción y que el incumplimiento de tal obligación compromete la responsabilidad internacional del Estado. Por lo que exhortamos a los Estados, a adoptar medidas para facilitar a las personas de la caravana su regularización, el transito migratorio por sus territorios, la aplicabilidad del estatus de refugio y otras medidas de protección de los derechos humanos de las personas migrantes.

Tegucigalpa 14 de octubre de 2018.